Ubicación:

Av. Gustavo Mejía Ricart 54. Ens. Naco. Santo Domingo. Rep. Dom.

809-544-1373/74

Usuarios de la seguridad social anuncian someterán acción de amparo contra Colegio Médico

La Confederación Nacional de Trabajadores de las Industrias (CONATI) y la Asociación Dominicana de Usuarios de la Seguridad Social (ASODOMUSS), reiteraron su oposición a las acciones del Colegio Médico Dominicano (CMD), quienes han paralizado la prestación de servicios de salud a algunas ARS, afectando de manera directamente a los cotizantes y sus familiares.

José Luis León y Edwin De La Cruz presidentes de CONATI y ASODOMUSS, respectivamente anunciaron que iniciaron consultas con los asesores legales de ambas instituciones y en las próximas horas estarían sometiendo una acción de amparo, ante el Tribunal Superior Administrativo.

“En República Dominicano vivimos en un estado social, democrático y de derechos, en ese sentido nadie en defensa de sus legítimos derechos, puede afectar mis derechos, sobre todo cuando son colectivo y fundamental, por lo que pedimos una tregua para iniciar las conversaciones sin afectar a los usuarios de la seguridad social”, dijo.

El Sr. Edwin De La Cruz, afirmó que se afecta el derecho no solo de los que pagan sus cotizaciones, sino que esto arrastra a la familia completa, donde hay niños, niñas y hasta ancianos, por lo que han iniciado las consultas con los asesores legales y en las próximas horas estarían sometiendo un recurso de amparo, para frenar esta denegación de derechos que se lleva a cabo desde el CMD.

Alegan que tienen informes de que hay inconformidad entre muchos médicos, quienes están siendo presionando y amenazando para que suspendan los servicios, usando como recurso la membresía al CMD que es requisito para ejercer la medicina.

Los médicos afiliados al CMD, iniciaron este lunes la huelga donde se niegan a atender a los asegurados y amenazan por extenderse por varias semanas más.

FINJUS expresa su preocupación ante el llamado a huelga del CMD

La Fundación Institucionalidad y Justicia, Inc. (FINJUS) expresa su  alta preocupación ante el llamado del Colegio Médico Dominicano  (CMD) y el Consejo de las Sociedades Médicas Especializadas (CSME) de  paralizar los servicios de salud que prestan a los afiliados de una  reconocida ARS del país, y que pretenden hacer efectivo desde el lunes  10 al domingo 16 de mayo próximo, en todo el territorio nacional. 

Para FINJUS, la referida medida pone en entredicho La Constitución de  la República Dominicana que consagra en su artículo 61 que “toda  persona tiene derecho a la salud integral” y ordena al Estado velar por  la protección de la salud de todos los habitantes. En este mismo sentido  diferentes leyes protegen este derecho, a fin de garantizar el acceso  pleno de la población a los servicios sanitarios, al tiempo que norman el  ejercicio de las profesiones del área de la salud. 

Dentro de esa normativa se destacan la Ley Núm. 42-01, Ley General de  Salud; la Ley Núm. 87-01, del Sistema Dominicano de Seguridad Social;  al igual que los reglamentos, resoluciones, normas y circulares emitidos  por los órganos que conforman el Sistema Dominicano de la Seguridad  Social. Estas leyes ordenan a las ARS, garantizar que la gestión de la  salud sea eficiente, oportuna, satisfactoria y de calidad, mediante la 

correcta administración y supervisión de la red de Prestadoras de  Servicios de Salud, coordinadas por a la Superintendencia de Salud, en  base al artículo 172 de la Ley 87-01. 

La Ley 87-01 ha establecido asimismo un conjunto de principios  rectores y mecanismos que buscan garantizar que las diferencias que  puedan generarse entre los distintos actores sean dirimidos en el CNSS  y Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales, para que la  resolución de dichos conflictos se haga de manera eficiente y evitando  que en esos procesos no resulten afectados los afiliados. 

Para FINJUS el conflicto que se ha generado tiene que ser resuelto en el marco de los principios, procedimientos y mecanismos que establece la  normativa del sector salud, sin poner en riesgo la calidad, el alcance y  la naturaleza de los servicios que se prestan a la población. 

El llamado a paro que han planteado el CMD y la CSME se realiza en el  marco de los graves efectos de la pandemia por COVID-19 que afecta al  país y contra pone con los esfuerzos e iniciativas en marcha desde el  Estado y la sociedad para alcanzar una pronta recuperación de la crisis  sanitaria y económica presente.  

FINJUS reitera el llamado a la sensatez y la cordura para realizar los  diálogos que sean necesarios en busca de una soluciones racionales y  factibles, y exhorta a las asociaciones médicas convocantes a dejar sin  efecto el paro anunciado, que constituye una acción inadecuada,  inoportuna y carente de sentido legal.