ADARS

Av. Gustavo Mejía Ricart 54. Ens. Naco. Santo Domingo. Rep. Dom.

809-544-1373/74

Antes y Después del Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS)

Hace 22 años el país dio un gran salto hacia la modernidad con la aprobación de la Ley 87-01 que creó el Sistema Dominicano de Seguridad Social, dejando atrás el esquema del Seguro Social que había normado los servicios de salud a la población por más de tres décadas.

La ley abarca tres renglones fundamentales, como son la salud, las pensiones y los riesgos laborales, servicios que hacen de ella una de las iniciativas de carácter social más importante aprobada en los 50 años anteriores a su aprobación por el Congreso.

La importancia de esta legislación, sin precedentes en la historia nacional, se explica no solo por lo que ha significado en materia de seguridad social para los más de 10 millones de dominicanos, sino también por ser el resultado de más de una década de discusión en la que estuvieron de acuerdo, sin exclusión, los agentes políticos y sociales de todo el país. 

Durante su aplicación, esta legislación ha garantizado acceso confiable y de calidad a la casi totalidad de la población del país. 

Hoy en día se tiene el 98% de la población dominicana con una cobertura de protección social no solamente al trabajador sino a toda la familia, con un total de afiliados de 10,447,155.

  • Régimen Contributivo:   4,643,328 
  • Régimen Subsidiado:     4,803,827 
  • Total poblacional RD:  10,760,028

En lo concerniente al renglón de las pensiones, los avances son trascendentales, con una cobertura de afiliación casi universal con un patrimonio cercano a los 865,900 millones de pesos en sus cuentas individuales.

La experiencia acumulada en los 22 años de existencia del sistema, permitirá en el futuro la inclusión de mejoras que permitan fortalecer los logros alcanzados y garantizar de este modo la ampliación de los servicios de salud y la calidad de las pensiones y los riesgos naturales de toda actividad laboral.

Fiel a la tradición que hizo la aprobación de esta ley una de las iniciativas más consensuada en la historia legislativa de la democracia dominicana, las reformas o modificaciones que los tiempos impongan deben concebirse con el único propósito de asegurar su permanencia y ampliar los beneficios que en todos sus renglones esta moderna ley de seguridad social le ofrece a la población del país.

Tomando en cuenta, sobre todo, que el mejoramiento y expansión de las coberturas que garantiza, requieren de un financiamiento de los servicios que hagan de la seguridad social un sistema autofinanciable, sin cargas onerosas para los actores que componen la estructura de servicios que brinda.

En fin, el Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS), es la conquista social de mayor relevancia de la sociedad dominicana de las últimas cinco décadas.

wpChatIcon