ADARS

Av. Gustavo Mejía Ricart 54. Ens. Naco. Santo Domingo. Rep. Dom.

809-544-1373/74

Inteligencia Artificial (IA) en SALUD

Por Víctor Capellán, MD – Medical director of MyMedico Telemedicine Service | Grupo Yunen.

La tecnología es algo que nos ha acompañado desde el inicio de nuestra historia. El deseo de mejorar nos lleva a innovar, pasamos a través del tiempo de la rueda a la imprenta, del teléfono fijo a los microprocesadores, de las computadoras e internet a la inteligencia artificial. El fin es crear un ambiente y dispositivos que nos ayuden en nuestro diario vivir y avanzar como especie. El sector salud es uno de los beneficiados con los avances tecnológicos. Desde el uso del Récord Médico Electrónico, machine learning, robots o inteligencia artificial, es claro que sirven como un brazo amigo para el diagnóstico y tratamiento clínico o quirúrgico en los pacientes. 

En el área de la salud, tener mucha información es importante, nos ayuda a orientarnos, pero cuando podemos crear una conexión entre los datos, esto nos permite crear conocimiento. Y la tecnología de la mano de la Inteligencia Artificial y el machine learning genera conocimiento a gran escala, más rápido y en grandes volúmenes.  Gracias al Big Data y Data Mining la investigación de ensayos clínicos puede analizar información de forma más precisa, identificando y disminuyendo los sesgos de interpretación, logrando de esta manera resultados que impacten positivamente a los pacientes con los hallazgos de estos.  

La Inteligencia Artificial combinada con los robots nos permite tener asistentes avanzados en el área quirúrgica. Ejemplos de robots que se apoyan en esta tecnología tenemos varios: el Da Vinci y sus diversos usos en cirugía robótica prostática, ginecológica y abdominal, así como la cirugía robótica MAKO para reemplazo parcial o total de rodillas. Otro campo que está en desarrollo son los robots de campo abierto, cuya función será llegar donde nosotros no somos capaces en situaciones de extremo peligro (derrumbes, terremotos, volcanes, montañas, etc.) y brindar asistencia teledirigida por un doctor o técnico que puede ir desde análisis de vitalidad de la persona herida, maniobras sencillas de resucitación, toma de signos vitales y dar un análisis de la situación paciente-entorno. 

Otra área de interés tecnológico a la cual los pacientes a través de los años han podido beneficiarse es el uso de Telesalud y Telemedicina. Tener a tu médico de Atención Primaria a un click de una aplicación o una llamada/videollamada es siempre una bendición, no importa qué tan distanciados puedan estar, ya que esta clase de interacción de salud puede ser sincrónica o asincrónica. 

Cuando a esta tecnología se le aplica Inteligencia Artificial, ayuda a gestionar los datos y eficientizar el servicio por un lado y por otro, puede ayudar a los doctores y pacientes por medio de alertas en los wearables (como anillos o relojes inteligentes) cuando algún parámetro de salud esté fuera de su rango normal. 

Definitivamente el futuro de la tecnología y la Inteligencia Artificial no tiene techo por el momento y queda de parte de nosotros como doctores y como pacientes, cuál rol desempeñar: si ignorarlo o beneficiarnos de esto.

 

wpChatIcon